Играйте в казино Вавада без ограничений, используя зеркало для доступа. Пройдите регистрацию, получите бонус и начните выигрывать уже сегодня! Рабочее зеркало Joycasino официального сайта. Регистрация и бонусы от Джойказино! stockholm.edu.pl ciekawy dla gospodyni domowej wlasnymi rekami

`Licencia para espiar’. Espías, aunque damas

Carmen Posadas, ganadora del Premio Planeta en 1998 con ‘Pequeñas infamias’, presenta ‘Licencia para espiar’, una fascinante novela que hace un recorrido por la historia del espionaje femenino, llena de anécdotas y ejemplos de cómo la labor de mujeres espías ha cambiado el transcurso de los acontecimientos históricos. La escritora uruguaya ha requerido de un proceso de documentación muy laborioso, consiguiendo que el lector se sumerja entre las páginas de un libro lleno de secretos.

Con una elegante y, en apariencia, sencilla prosa, no exenta de sentido del humor, Carmen Posadas ha escrito una obra –’Licencia para espiar’ (‘La mano izquierda’)– compuesta por trece capítulos que, desde la antigüedad bíblica hasta nuestros días, muestra la evolución del espionaje practicado por las mujeres, amenizando cada exposición con un relato avalado por una sólida, que no agobiante, documentación histórica.
Además, la escritora ha procurado, con una destreza propia de una buena pluma, que el lenguaje de cada una de las ficciones se corresponda con el propio del tiempo histórico de la narración. Es una delicia el destinado a la Edad Media, pues la historia de María, ‘la Balteira’, nos remite a las leyendas de nuestro romancero.
Por otro lado, Posadas, a pesar de tratarse de un “ensayo-ficción” dedicado al estudio de las espías a lo largo de la historia, ha eludido el tan en boga victimismo feminista y ha puesto de relieve el poder de la feminidad, no en oposición sino cual complemento de las cualidades masculinas, entre ellas la fuerza física. No se pretende rescatar a unas mujeres olvidadas sino de resaltar el valor de ciertas cualidades femeninas –astucia, intuición y discreción entre otras–, quizás mucho más desarrolladas en la mujer que en el varón. De aquí este acertado subtítulo de ‘La mano izquierda’, que iniciará al lector en la sutileza, no exenta de riesgos, que ha sido y es el espionaje femenino.
Por supuesto que nuestra autora nos ha presentado a inimaginables espías –desde la bíblica Rahab hasta una agente actual de anónima identidad, sin olvidar a Isabel I de Inglaterra o Catalina de Médici–, pero es que, fiel al lema que inicia la obra (“La vida no es el teatro de delante sino la tramoya de detrás. Nosotros trabajamos en la sombra”), tomado de la declaración de una espía española en activo, hemos de comprender que todo espía, sea hombre o mujer, ha de trabajar entre bastidores, jamás en un escenario y de cara al público.

>> Leer la reseña en spend-in.com <<

Contenido relacionado

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies