“Antes adoptábamos un seudónimo masculino para que nos publicaran y ahora estamos de moda”

La escritora participó este miércoles en un encuentro virtual con la Biblioteca Pública del Estado.

Antes “éramos nosotras las que adoptábamos un seudónimo masculino” para pasar desapercibidas o que nos publicaran y “ahora ocurre todo lo contrario”, comentó la escritora Carmen Posadas, en relación con el último premio Planeta concedido a Carmen Mola, nombre tras el que se encuentran tres hombres: Agustín Martínez, Jorge Díaz y Antonio Mercero.

Posadas, que participó este miércoles en un encuentro virtual con la Biblioteca Pública de Ciudad Real, aseguró que desconocía quién era Carmen Mola que “ahora hemos descubierto que no era una mujer sino tres hombres”, y relató cómo a estos tres escritores les preguntaron por los motivos de elegir ese sobrenombre y dijeron que “tenían muy claro que tenía que ser una mujer ya que ahora estamos de moda las mujeres” y, con la esperanza de vender en el mundo entero, buscaron, tras optar por un nombre muy español como el de Carmen, “un apellido que mole porque Carmen mola”.

Para Posadas, ganadora del Premio Planeta en 1998 por ‘Pequeñas infamias’, las dos novelas distinguidas este año son “muy buenas”. Presentada con el pseudónimo de Sergio López y el título ‘Ciudad de fuego’, aunque se publicará como ‘La bestia’, la vencedora es una novela “trepidante” ambientada en el Madrid de Isabel II y en la que suceden unos “asesinatos terroríficos”.

“Yo jamás hubiera podido sospechar que está escrita por tres personas porque está muy unificada la voz”, expuso Posadas. “El día del premio les preguntaron cómo trabajaban y dijeron que, como guionistas, están muy acostumbrados a tirar ideas y montar la historia entre tres, pero me imagino que después uno se sentará y lo escribirá entero porque no se nota nada la injerencia de voz” o diferencia entre la calidad literaria.

Respecto a la finalista, ‘Últimos días en Berlín’, de Paloma Sánchez-Garnica, es una novela que la “encantó”, protagonizada por “un personaje español que vive las purgas de Stalin y después se va a Berlín, a la Alemania en la que los nazis suben al poder. Y las dos situaciones ilustran muy bien cómo gente normal acaba cayendo en la locura colectiva del nazismo o cómo las tropelías más horrendas en las purgas de Stalin tenían como cómplices a personas absolutamente normales que eran capaces de delatar a sus padres e hijos, cómo la gente se vuelve cruel”, describiendo, al mismo tiempo, a personas con “una bondad y heroísmo extraordinarios”.

A juicio de Posadas, el Planeta busca “buenas novelas”, “literariamente potentes”, pero que puedan gustar tanto a un público general como a lectores más especializados.

>> Leer la noticia en lanzadigital.com <<

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies