Premio Glauka

El premio “Glauka” es una distinción creada en Cuenca en 1992 por la asociación “Amigas de la Lectura”, para reconocer a personas o instituciones que contribuyen al desarrollo cultural personaly colectivo a través de la lectura. Este premio es de carácter anual y su entrega se realiza en un acto público muy participativo y entrañable, organizado conjuntamente con la Biblioteca Pública Estatal “Fermín Caballero”, contando, además, con la colaboración de las distintas instituciones locales.

En el pasado año, por las razones por todos conocidas, no se llevó a cabo la entrega del premio correspondiente, otorgándose, por dicha causa, dos distinciones en el actual, que han correspondido al Centro de Estudios de promoción de la lectura y literatura infantil (CEPLI-UCLM) y a Irene Vallejo, respectivamente, en un acto público el próximo día 15, a las 18,00 horas en el salón de actos del MUPA (Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha).

No obstante, lo comentado en el párrafo anterior, es digno de resaltar que, a pesar de la dificultad que ha supuesto la no presencia física en el interior de los edificios públicos, los talleres de lecturas han continuado con su labor divulgativa gracias a la labor de los coordinadores y de los medios digitales que ha puesto a disposición de los mismos la biblioteca Fermín Caballero.

El nombre del premio se debe a la protagonista de la novela de José Luis Sampedro “La vieja sirena”. En gratitud al importante apoyo que supuso tanto para la asociación como para la biblioteca, contando con su colaboración y presencia, siempre que su salud o sus múltiples compromisos se lo permitían.

En la dilatada existencia del premio, han sido premiadas personas y entidades de reconocido prestigio en el mundo de la cultura, siendo prolijo traer a colación la lista de todos ellas, pero, como muestra, merece la pena destacar nombres tan conocidos como el ya citado José Luis San Pedro; Josefina Aldecoa; Soledad Puertas; Rosa Montero; Lorenzo Silva; Carmen Posadas, Raúl del Pozo o José Luis Perales.

Para terminar, reitero mi enhorabuena tanto al CEPLI como a Irene Vallejo; felicitación que quiero hacer extensiva a la organización del evento y a los coordinadores y asistentes a los talleres, porque si es verdad el aserto de Machado: “se hace camino al andar”, no es menos cierto que “se hace literatura al leer”, así que ánimo a todas las personas que forman dichos colectivos para seguir caminando y seguir leyendo.

>> Leer la noticia lasnoticiasdecuenca.es <<

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies