Играйте в казино Вавада без ограничений, используя зеркало для доступа. Пройдите регистрацию, получите бонус и начните выигрывать уже сегодня! Рабочее зеркало Joycasino официального сайта. Регистрация и бонусы от Джойказино! stockholm.edu.pl ciekawy dla gospodyni domowej wlasnymi rekami

‘Licencia para espiar’, la novela de Carmen Posadas que retrata el papel de la mujer en el espionaje

La escritora Carmen Posadas siempre se ha considerado a sí misma como una espía, desde que era una niña decidió asumir el papel de observadora y no de participante en el mundo, debido a su personalidad introvertida. Desde entonces se ha fascinado por lo que pasa a su alrededor y por la profesión más antigua de todos los tiempos: el espionaje.

En su infancia, la uruguaya Carmen Posadas solía mirar a través de las escaleras del segundo piso de su casa todo lo que ocurría en la sala del hogar, con los múltiples invitados que sus familiares acostumbraban a llevar de visita. Sin embargo, cuando su padre fue trasladado a Moscú, en Rusia, la escritora se vio involucrada, por primera vez, en una verdadera novela de espías.

Fascinada por este oficio, Posadas comenzó a investigar profundamente de qué se trataba y poco a poco fue involucrándose más en ese mundo hasta descubrir que, en el fondo, condensa la historia de la humanidad: “Es la profesión más antigua del mundo, más allá de la que consideramos que es (la prostitución)”.

De esta manera nace la idea de la novela ‘Licencia para espiar’, una obra protagonizada por mujeres involucradas en la profesión. En un diálogo con un jefe y maestros de espías, el experto le comentó a la escritora que cada persona refleja su forma de ser para ejercer el oficio, pero que por lo general “las mujeres no se dejan pescar”.

Durante el siglo XX, las mujeres desempeñaron un papel fundamental en medio de las guerras, gracias a la discreción que manejaron en sus trabajos de espionaje. “Eso es imbatible”, resalta Carmen Posadas.

Inspirada por estos personajes, la autora de ‘Licencia para espiar’ decidió resaltar a las mujeres que se atrevieron y se atreven a ejercer esta profesión, teniendo en cuenta la historia de algunas espías como Caridad Mercader.

Para finalizar su obra, Carmen Posadas se contactó personalmente con una espía española, quien le habló desde el punto de vista humano de la profesión, en relación al entrenamiento, su experiencia desempeñando las tareas de espionaje y su perspectiva femenina.

“Quería hablar con una mujer que estuviera activa en la profesión y me costó bastante porque una de las características principales de un espía es que no sepan que lo es”, resaltó. Por este motivo, decidió mantenerla en el anonimato.

El encuentro fue pactado en una cafetería y la escritora decidió llegar mucho tiempo antes de que se cumpliera la hora acordada: “La persona que llega temprano tiene una ventaja adicional que es ver a las personas en frío, desprevenidas”.

Poco después de estar instalada en la mesa, una mujer entró por la puerta, dispuesta a su encuentro. “La última persona en el mundo que pensé que podría ser, esa era. Pensé que era de todo, menos espía”, recuerda. Impactada por su percepción, la autora le comentó a su entrevistada que se había sentido engañada. “Es porque soy buena espía”, le respondió la española.

>> Leer la entrevista en noticias.caracoltv.com <<

Contenido relacionado

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies