Vídeo del coloquio sobre la libertad de expresión con Inés Martín Rodrigo, Carmen Posadas y Margaryta Yakovenko.

Por segundo año consecutivo, la APM conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa con un coloquio sobre la libertad de expresión, en el que han participado Carmen Posadas, Inés Martín Rodrigo y Margaryta Yakovenko.

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) celebró en su sede el coloquio “Expresión de libertad”, en el que intervinieron la escritora Carmen Posadas, premio Planeta y premio de Cultura de la Comunidad de Madrid; la periodista de ABC y escritora Inés Martín Rodrigo, premio Nadal, y Margaryta Yakovenko, periodista ucraniana de El País y también escritora.

La  vicepresidenta 1.ª de la APM, María Rey, fue la encargada de moderar el acto y presentar a las participantes en el coloquio, de las que afirmó que estaban “unidas por la pasión por los libros”.

La actual guerra de Ucrania, los corresponsales que van a cubrirla y la falta de transparencia informativa sobre este conflicto fueron algunos de los temas que ocuparon gran parte del coloquio.

Para Margaryta Yakovenko, “lo primero que muere en una guerra es la verdad, además de los exterminios de las personas, estamos viendo cómo queda exterminada la libertad y cuánta manipulación se produce en un conflicto como este. No se puede asegurar que no haya propaganda por ambos lados».  Además, agregó que «cada país presenta su versión, pero los periodistas tenemos la responsabilidad de al menos ser veraces, que no es siempre contar la verdad, pero sí contar lo que consideras que es lo veraz, la responsabilidad de no mentir”, subrayó.

La escritora uruguaya, que vivió durante varios años en Rusia, opinó «que los rusos nunca han sido libres y siempre han vivido en una mentira; creían que estaban por encima de los americanos y esa desilusión tan grande Putin ha sabido capitalizarla muy bien, utilizarlo para devolverles ese orgullo que tenían, aunque equivocado, pero lo tenían”.

Invertir en la profesión

Durante el debate se habló también de otro de los retos a los que se enfrenta la libertad de expresión:  el desprestigio de la profesión y la falta de medios. Inés Martín alertó de que “la precariedad ha pasado a formar parte de la realidad periodística, los que empiezan ahora en el periodismo tienen claro que ellos sí vivirán peor que sus ‘padres periodísticos'». «El futuro de esta profesión es complicado si no se invierte en la profesión -añadió- y realmente tiene que haber un esfuerzo por parte de las grandes empresas periodísticas a las que les preocupa la veracidad y  la objetividad”.

Las tres participantes coincidieron en que no se puede enviar a un corresponsal a la guerra sin los medios necesarios. “Para hacer un buen periodismo, hacen falta medios, hace falta invertir y la libertad de prensa (estamos celebrando ese día) cuesta mucho dinero. Se están jugando la vida por una miseria”, concluyó la periodista de ABC.

Margaryta Yakovenko incidió también en el elevado coste que supone una buena información: “Sale muy caro cubrir una guerra, pero si no tenemos esa información, no sabemos lo que está ocurriendo. Sin embargo, hay muy pocos empresarios que quieran apostar por eso, sobre todo porque estamos viendo que los medios acaban en manos de personas como el dueño de Amazon y no sé qué compromiso real puede tener con un conflicto más allá de sus intereses”.

Durante el coloquio también se abordó la polémica cuestión de las redes sociales y su influencia en el periodismo y la información. La reciente premio Nadal alertó de que “ahora los retos son todavía mayores, porque  están las fake news,  y contamos con una herramienta maravillosa que son las redes sociales, pero en manos de Gobiernos como el ruso o de intereses empresariales son muy peligrosas”.

Democratización de la opinión

A este respecto, Posadas se refirió a las redes como una forma de democratización de la opinión, pero “en el mal sentido, porque lo que importa es lo que dice un influencer, que se mide a través de los likes, y hemos llegado a la perversión de que la opinión de un influencer tiene más relevancia que lo que dice un nobel. Esto Umberto Eco lo explicaba así: lo que ha hecho internet es potenciar al tonto del pueblo, que ahora tiene una herramienta sensacional y la utiliza. Por eso se popularizan y crecen los terraplanistas o cualquier otro disparate”.

«Las redes sociales se convierten en una burbuja, hay tanta información que la gente no sabe diferenciar lo que es verdad de lo que no”, aseguró Margaryta Yakovenko. Y Posadas aludió también a otro de los problemas actuales, “lo que se llama el sesgo de confirmación: cada uno lee lo que quiere leer y nadie se toma la molestia de saber lo que opina el otro; y los periodistas le dan al lector lo que quiere leer, que es lo que la gente pide, y ahí se forma un círculo vicioso”.

Para concluir el debate, María Rey le preguntó a la más joven de las periodistas invitadas, Margaryta Yakovenko, por el futuro de la profesión periodística: “Los periódicos del día a día se quedarán en lo digital, pero los libros y las revistas seguirán existiendo, los hemos enterrado muchas veces y siempre vuelven. Yo tengo esa esperanza y los periodistas son necesarios. Si tú no tienes una persona formada, con la capacidad de análisis de la realidad, es hacer caso al tonto del pueblo”.

En la primera edición del coloquio “Expresión de libertad”, que tuvo lugar el 3 de mayo del pasado año, participaron Mario Vargas Llosa, Félix de Azúa y Fernando Savater.

>> Leer la noticia en apmadrid.es <<

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies