Presentamos el número 19 de la Revista AZAR

Nada menos que como un legionario romano de época Florentino Martínez tuvo el buen humor de presentarse en nuestra Portada del nº 19 de AZAR en la primavera de 1986. Este empresario amable, ajeno a toda pedantería o prepotencia, luchó como un valiente centurión para sacar adelante sus empresas –BILPORT primero y luego DELTA INDUSTRIAL- pero la suerte no le acompañó. El que fue Vicepresidente de FACOMARE en los tiempos de seda de la Asociación, que poco después se convertirían en días de hierro, nos decía con sincera humildad que lo perdió todo “al no saber ver el negocio con un poco de picardía”

Tan duros eran los tiempos que en aquella edición informábamos de la sorpresiva dimisión del Presidente de FACOMARE, el histórico Juan Paredes, quien la justificaba por una dolencia ciática. Sí, pero sin desmentir los motivos de salud, en su comentario editorial Juan Manuel Ortega buscaba otras claves para dejar vacío un sillón por el que solamente unos meses antes se había luchado con denuedo: “Todo el mundo ha entendido que el cargo de Presidente es un peligroso elemento de desprestigio y de desgaste personal”. De hecho en FACOMARE llovía fuego. Manuel Lao anunciaba que retiraba la aportación de CIRSA al mantenimiento de la Asociación (una cuota que cifraba en el 50% del presupuesto de la misma), en lo que era una decisión tomada a reglón seguido de no haber conseguido la Vicepresidencia de la institución. Por otro lado se encrespaba la polémica sobre el papel de FACOMARE ante la Feria FER’86 organizada por Interalia. No brillaba precisamente por su transparencia la organización y concesión de stands y en nuestras páginas había opiniones muy críticas o claramente condenatorias del propio Juan Paredes, del mencionado Florentino Martínez o de los responsables de la prestigiosa firma MAC.

Otra píldora amarga del momento fue la que tuvo que tragar el Jefe del Gabinete Técnico de la Comisión Nacional del Juego al verse completamente desasistido –el término es más bien suave- por sus superiores durante la presentación del Libro Blanco del Juego en las I Jornada sobre el Juego del Ministerio del Interior que se celebró en Palma de Mallorca. Ni el Ministro José Barrionuevo ni el Subsecretario Rafael Vera se dignaron aparecer por ese foro que había concentrado a la inmensa mayoría de los empresarios del Sector justamente bajo su convocatoria. Unas ausencias que quizá explicaran las alusiones que Cases hizo a su posible dimisión de un cargo que tan magníficamente estaba ejerciendo en la administración socialista del Gobierno de Felipe González.

Bastante más alegre fue el ambiente en la presentación del libro de Carmen Posadas publicado por la empresa Editora de nuestra Revista AZAR y a la que asistieron innumerables famosos que empezando por el Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, llegaban a la Real Academia, a la Política, a la Literatura, al Arte, al Periodismo y hasta a la Tauromaquia. Ese ingenioso volumen de la inteligente, bellísima y famosa Carmen Posadas titulado “Es-Cena Improbable” fue escrito en su mayor parte en las mesas de redacción de la Revista AZAR, donde la autora tuvo durante largo tiempo un puesto de acogida y honor.

Sin salir del ambiente festivo nuestra Revista viajaba en aquella ocasión nada menos que hasta el Campeonato del Mundo de Futbolín… que se realizó al aire libre en una calle de un castizo barrio de Madrid con motivo de la celebración del 2 de mayo. Las 256 parejas participantes quizá no hubieran bastado para derrotar al ejército napoleónico, pero desde luego se lo pasaron en grande, eso sí, dando la sorpresa de que aunque la convocatoria se había dirigido fundamentalmente a colegios e institutos su media de edad estuvo entre los 35 y 50 años.

Otros que también se la jugaban, pero en este caso en el mundo de los negocios, fueron los empresarios que dieron el paso adelante para crear la primera fábrica de máquinas recreativas de Andalucía. FARESA nació rodeada de ilusiones y capitaneada por tres grandes marcas, RECREATIVOS FRANCO, INDER y JUEGOS POPULARES, pero con la participación y el respaldo de hasta 120 empresas operadoras en un proyecto común y tangencial inédito en nuestro Sector. Su inauguración en una zona industrial de Cádiz avivó todas las esperanzas que verdaderamente surgían con una base muy sólida: 200 millones de pesetas de inversión y 51 puestos de trabajo con el horizonte de producir ya ese mismo año 3.000 aparatos. Joaquín Franco como Presidente del Consejo de Administración de FARESA pronunció en esa inauguración un doble discurso en el que, en la parte dirigida al público dijo: “Ha nacido una empresa ejemplar porque un grupo de hombres, mayoritariamente andaluces, aman profundamente a su tierra”; y al dirigirse al propio Consejo de Administración añadió: “Nada tenemos que reprocharnos, y sí mucho que celebrar por la obra que estamos sacando adelante. El futuro nos dará la razón”.

No podía saber nuestro querido y añorado Joaquín que ese futuro incubaba crisis y dificultades prácticamente insalvables para la voluntad y el esfuerzo de muchos de los profesionales del Sector. Pero esas son aventuras que ya iremos ofreciendo a los lectores en el desarrollo de esta sección de hemeroteca al continuar recuperando la Historia de esta Industria única desde el espejo de nuestras páginas.

>> Ver noticia en azarplus.com <<

 

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies