Kiwi. Ed. SM. 1984

Una mañana, muy temprano, el cartero dejó en el buzón de la granja un paquete. ¿Será comida? ¿Será un tocadiscos? ¡Cuidado, puede ser una bomba! ¡Ojo, que va a explotar…! Y se armó la revolución en la granja….
Pero no era una bomba, era algo muy distinto; algo que iba a llenar de emoción, suspense y aventura la vida rutinaria de la granja.

Contenido relacionado

    No se encuentran artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies