Juego de niños. Ed. Planeta. 2006

España: Editorial Planeta, 2006
UK: Alma Books, 2007
Italia: Frassinelli, 2007
Brasil: Grupo Planeta Brazil, 2007
Portugal: Circulo de Leitores, 2006 book club: Quetzal Editores, 2006
USA: Harper Collins, 2009
Luisa es una escritora divorciada dos veces, madre de Elba, una hija que concibió en un “viaje de apareamiento” y a la que siempre ha dicho que es adoptada, para evitar explicar la realidad de su concepción. Es una mujer apacible, burguesa, que ha conseguido un cierto equilibrio emocional con Enrique, un hombre pragmático y cariñoso, con el que mantiene una relación estable, sin sobresaltos.

Escribe novelas de intriga que tienen por protagonista a Carmen O’Inns, mezcla de caribeña e irlandesa, una psiquiatra que resuelve casos imposibles con la sola ayuda de su gran atractivo y su portentoso cerebro. Su nuevo thriller pretende tratar de la maldad en estado puro, y en especial de la maldad de los niños porque ¿hay algo más aterrador que la crueldad infantil? Así, la novela de Luisa comienza con el asesinato de un niño en un prestigioso colegio. La novelista está en esa etapa de la creación literaria en la que tiene que dar vida a los sospechosos del crimen, que serán dos adultos, una profesora y el padre de la víctima y dos niños, compañeros del colegio, pero que aún no tiene bien definidos.

Paralelamente a las cavilaciones literarias de Luisa, su vida está sufriendo transformaciones importantes. En primer lugar, Elba, su hija, va a cambiar de colegio y asistir al mismo en el que ella estudió de niña y coincidiendo con esta circunstancia, la novelista ha decidido contar a su hija la verdad sobre su nacimiento, ya que la niña parece obsesionada por descubrir sus raíces. Pero cuando Elba escucha la verdad no parece creer a su madre y Luisa piensa que quizá ha cometido un error de consecuencias imprevisibles.

Mientras desarrolla la trama de su novela, Luisa se da cuenta de que los hechos que narra tienen mucho que ver con un episodio casi olvidado de su propia infancia. La muerte accidental de un compañero durante un juego en el que Luisa tomaba parte. El niño muerto, Antonio, era hermano gemelo de Miguel y ambos amigos de Sofía, una niña mimada y segura de sí misma. Los cuatro jugaban a policías y ladrones cuando Sofía y Antonio se subieron a un gran macetero que terminó por volcar. Miguel optó por agarrar a Sofía, y su hermano terminó desnucado contra el borde de un estanque vacío.

Para su sorpresa, el primer día que acompaña a su hija al colegio, Luisa se encuentra con estos dos amigos casi olvidados. Sofía, que ha perdido su belleza y su posición social, aunque no su fuerte personalidad y que ahora imparte clases en su antiguo colegio y Miguel, padre de Miki, un niño tímido que coincide en la clase con Elba y con Avril, la hija de Sofía.

Poco a poco, la ficción de la novela que escribe Luisa y la realidad de su vida comienzan a entrelazarse de una forma cada vez más inquietante. Elba y Avril se convierten en inseparables hasta que conocen a Tony, el hijo adulto de Miguel de un anterior matrimonio que lleva el nombre de su tío muerto y que adora a su hermano pequeño. Poco tiempo después, Miki muere al caer por las escaleras del colegio.

Luisa, ayudada por Enrique, su pareja, intenta investigar las circunstancias de la muerte y descubren que Miki pudo no estar tan solo como se dijo al caer por las escaleras. Pero los más sorprendente es que los posibles sospechosos son: Sofía, Avril, Elba y también Miguel, el padre de Miki; todos ellos tienen alguna razón para cometer el crimen. ¿La vida se repite?, ¿La realidad imita la ficción?

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies