Carmen Posadas · web oficial Blog

Algunas tontunas veraniegas

Aquí me tienen, disfrutando de unas tardías vacaciones, debajo de un cocotero con una caipirinha dispuesta –literalmente– a no hacer nada. Y digo bien a no hacer nada, porque de un tiempo a esta...

Mamá, quiero ser sexy.

Los médicos han dado la voz de alarma pero de momento nadie les hace demasiado caso: la infancia de nuestros hijos es, a los efectos, tres o cuatro años más corta de lo que...

Palabras feas

Quienes vamos teniendo ya una edad, y yo tengo cincuenta y tres años, sabemos lo que es el peso de la culpa, o el de la censura. Incluso los que no recibimos una educación...

Elemental, querido Freud.

Me gustaría, antes que nada, agradecer a todos aquellos que han enviado por internet comentarios a mi artículo “La timidez, esa tonta enfermedad crónica”. Ahora que por fin he aprendido a navegar por ese...

Te pincho el globo

No sé si alguno de ustedes tiene entre sus recuerdos infantiles el siguiente: Tres o cuatro años de edad. Papá o mamá nos han comprado un maravilloso globo de esos que flotan en el...

El secreto del gazpacho

No teman, no es mi intención sumarme a la cohorte de cocineros profesionales, diletantes u oportunistas, que tanto abundan hoy en día, sino hablarles de un libro divertidísimo. Se llama así, El secreto del...

Hombres: instrucciones de uso

Mi hermano Gervasio, que está a punto de publicar su primera novela (divertidísima por cierto), me hizo ver el otro día algo en lo que yo nunca había reparado. Las revistas femeninas están llenas...

Menos común de los sentidos

Leo con estupor que un fiscal pide solo condena por “abusos” para a un pederasta que sodomizaba bebés. Por lo visto, Álvaro Iglesias, que así se llama el acusado, se dedicaba a filmar sus...

La timidez, esa tonta enfermedad crónica

“Oye, pero si es simpática y todo…”. “Fíjate, de cerca no parece tan tonta…”. “Pues para mí que es una estirada, no hay más que verla”. Sospecho que nunca llegamos a conocernos realmente y...

Acoso moral

Se diría que los fenómenos sociales no existen hasta que no se les da un nombre. Muy bien, los abusos que se producen las oficinas y lugares de trabajo, un fenómeno viejo como el...

¿Magdalenas? No, gracias

Desde que los hombres han descubierto su lado femenino lloran mucho. Lloran los políticos cuando el guión así lo exige. Lloran los participantes en esos espantajos televisivos cuyos nombres ya es imposible acordarse, y...

Cuando el amor es chantajista

Tengo una amiga que está viviendo una curiosa situación. Desde hace años, mantiene una relación con un hombre que ya en tres ocasiones ha dejado a su mujer por irse con ella pero, al...

Cuidado, no te hagan un bombo

Viendo programas del cuore, fuente inagotable de reflexión sobre la naturaleza humana (ay, Schopenhauer), he tenido una epifanía: he descubierto que los chicos se han vuelto chicas. No, no crean que me refiero a...

La venganza es un plato que se come frío

Quien conoce el llamado cuestionario Proust sabe que se trata de una batería de preguntas destinadas a conocer por medio de ellas al personaje encuestado. Entre preguntas tan, en apariencia, intrascendentes como ¿Cuál es...

El gran silencio

Aunque no lo confesaré ni en presencia de mi abogado –porque o bien queda fatal con los valores que priman hoy en día, o bien es objeto de chufla–, lo cierto es que siempre...

El Buenísimo. Angelina Jolie: entre San Mateo y Mafalda

Uno de los daños colaterales menos comentados de que ya casi nadie lea la Biblia es que se pierde o confunde el sentido de muchas palabras. Palabras como filisteísmo o simonía y otras aún...