Los escritores reivindican contar historias para estimular la imaginación del lector

Contar historias para estimular la imaginación de los lectores fue una de las conclusiones a las que se llegó en la mesa redonda Sobre la novela: la ficción en la que instalarse y en la que participaron Mónica Lavín y Carmen Posadas, Hernán Lara Zavala, Carlos Franz y Alexis Ravelo, se informa en nota de prensa.

La mesa redonda comenzó con retraso porque tanto Posadas como Franz eran pasajeros del avión contra el que chocaron tres aves en pleno vuelo, lo que hizo que el aparato regresara a Barajas y despegara unas pocas horas más tarde.

Durante el debate los cinco autores, bajo la moderación de J.J. Armas Marcelo, coincidieron en reivindicar la creación literaria como espacio de libertad y contaron cómo habían llegado a la literatura primero como lectores  para más tarde instalarse ya como narradores. Cada uno de ellos contó una historia diferente, aunque se estableció durante el diálogo invisibles vasos comunicantes en su amor a las letras.

Carmen Posadas dejó claro que poco o nada le gusta la vida real, por lo que prefiere “la ficción”. Mónica Lavín destacó el hecho de reunirse un puñado de escritores en una isla, La Palma, por el efecto de intimidad que expande y contó cómo a los nueve años tras caer enferma leyó Robinson Crusoe y la lectura del libro de Defoe le abrió los ojos a nuevos mundos. “Desde ese momento comencé a escribir y hacerme preguntas”, relató.

El también el mexicano Hernán Lara Zavala coincidió con Lavín en describir la escritura como un acto de hacerse preguntas, preguntas que en su caso ahondan en su pasado familiar en la península del Yucatán.

El chileno Carlos Franz encontró en la literatura “un país en el que estar más cómodo, un país que además podía inventarme” y Alexis Ravelo explicó cómo antes de ser escritor encontró la lectura una vía de escape a una realidad dura, que no le gustaba.

El primer Festival Hispanoamericano de Escritores está promovido por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y la Cátedra Vargas Llosa.

Los Llanos de Aridane cuenta con una población especialmente sensibilizada con el arte y la cultura. La ciudad, que estos días celebra el primer Festival Hispanoamericano de Escritores, es literalmente un museo de pintura en la calle en el que se fusiona originalidad con el buen gusto y el respeto por el medio ambiente.

Esta iniciativa se conoce como CEMFAC o la Ciudad en el Museo. Foro de Arte Contemporáneo, lo que se manifiesta en una colección permanente de arte contemporáneo con cuadros y murales que tienen un formato que oscila entre los 46 y 135 metros cuadrados.

Las obras que se presentan están firmadas por un variado grupo de artistas, lo que hace que su temática y estéticas resulten muy diferentes.

Se puede admirar así en este peculiar museo al aire libre y que por lo tanto permanece abierto las 24 horas de todos los días del año,  una serie de piezas que han sido realizadas por artistas canarios y peninsulares de consolidada trayectoria como Fernando Bellver, Andrés Rábago (El Roto), García Álvarez, Hugo Pitti, Francisco Rossique, Javier de Juan, Javier Mariscal, Ceesepe,  artista madrileño fallecido desgraciadamente hace unos días; Luis Mayo, Albert Oehlen, Pedro González, Jorge Fin, Gonzalo González, OukaLeele, Francisco Javier Rodríguez de Armas y la propia Escuela de Arte La Palma.

 

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies