Las palabras y la música se entrelazan en un homenaje al periodismo

El periodismo está compuesto de palabras y de imágenes pero también de música, como quedó hoy patente en la entrega de los XXXV Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, un acto de reconocimiento y de homenaje a través de las palabras, las imágenes y los violines.

Y también de las violas, cellos y contrabajos que regalaron a los asistentes con versiones de cuerda de dos clásicos de la música latinoamericana: “Tico tico”, la popular canción compuesta en 1917 por el brasileño Zequinha de Abreu y uno de los tangos más emblemáticos de Carlos Gardel, “Por una cabeza”.

Solo mujeres sobre el escenario, de la Excelentia, Délica Chamber Orchestra, una formación femenina que lleva casi un año interpretando desde música barroca a canciones tradicionales, como explicaron a Efe tras su aplaudida actuación.

Nueve amigas encantadas por la calurosa recepción recibida y felices de haber entregado al rey Felipe VI un ejemplar de su última grabación.

Y más violines, los que se escucharon en el reportaje de la portuguesa Rute Isabel da Silva Fonseca, premiada en la categoría de radio por un emocionante programa dedicado a la familia Capela, dedicada a la fabricación de estos instrumentos desde hace tres generaciones.

Da Silva estaba emocionada tras recibir el premio y muy orgullosa, como el resto de los galardonados, entre los que se encontraba el escritor español Fernando Aramburu.

Esta vez no era otro premio por su novela “Patria”, uno de los mayores éxitos editoriales en español de los últimos años, tanto que reconoce entre feliz y apesadumbrado que su escritorio “está lleno de polvo y telarañas”.

Es el reflejo de dos años en los que no ha parado de recibir premios y homenajes que le han alejado de la soledad del escritor debido al éxito y repercusión de su obra, en la que retrata la vida de dos familias amigas y enemigas en el País Vasco en los años mas duros del terrorismo de ETA.

Un tema, el del terrorismo, en el que está reflexionando mucho estos últimos días, desde que la organización terrorista hiciera público un comunicado en el que asume su responsabilidad pero en el que solo piden perdón a parte de las víctimas.

“Es un comunicado decepcionante”, afirma el escritor vasco, que asegura que aún tiene que reflexionar “a fondo” antes de pronunciarse.

Lo dice con una pena que se transforma en alegría al recordar el premio que hoy le ha entregado el rey, por un artículo en el que ahonda sobre la influencia de las palabras en nuestras vidas.

“Consistimos en lenguaje y estamos hechos de carne, huesos y nervios, pero también de palabras”, afirma Aramburu en su artículo, en el que asegura que “no andan desencaminados aquellos que vinculan la libertad con el dominio del idioma”.

Un concepto, el de la libertad a través de la palabra, que también mencionaron el rey Felipe VI en su intervención y el presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera.

EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo son los organizadores de unos premios, patrocinados por OHL, Suez, Lexus, Fundación Aquae y Llorente & Cuenca, que se entregaron hoy en la Casa de América, donde se reunieron numerosos representantes del periodismo y la política.

Desde la presidenta del Congreso, Ana Pastor, al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis; el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas; el director general de Deportes, Jaime González Castaño; el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, o el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado.

Periodistas como Miguel Ángel Aguilar, Mariló Montero, Herman Tertsch, Carlos García Hirschfeld, los expresidentes de EFE Alfonso Palomares y Miguel Ángel Gozalo, Miguel Ángel Rodríguez, Antonio Casado o el director de El País, premiado Medio de Comunicación más Destacado de Iberoamérica, Antonio Caño.

El director de Casa de América, Santiago Miralles, la escritora Carmen Posadas, su colega de letras Carlos Reigosa y una amplia representación diplomática también asistieron al acto, que acabó con un cóctel en el que el rey departió distendidamente con los asistentes, que no se resistieron a hacerse selfis con Felipe VI.

>> Ver noticia en larazon.es <<

 

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies