Entrevista a Carmen Posadas en SinColumna.com

¿Cómo escribe su columna?
Antes tenía muchas manías, ahora no me las puedo permitir porque no tengo mucho tiempo, así que escribo donde puedo, en una servilleta, en el avión, en un hotel en un papelito, donde caiga. Sigo siendo lenta para escribir. No tardo
esa semana, pero por ejemplo, escribo en veinte minutos, pero luego lo tengo que dejar unas horas y volverlo a releer.

¿Qué es una columna?
Es un texto corto en el que se expresa una idea que no tiene por qué ser dogmática, pero sí un punto de vista un tanto personal. Y eso se somete a la opinión del lector. A mí me ha pasado con algún artículo que la gente más inverosímil me dice que lo tiene recortado… el feedback es bastante bueno, no es que mi opinión vaya a cambiar la de los demás, sino que como coincide con la opinión del lector, es un poco reafirmarles en los que ellos ya saben.

2. Publiqué mi primera columna en…
En ABC, en el año 1987. Recuerdo lo que tardé en escribirlo,¡una semana!. Ahora que los hago en un ratito. Lo escribí, lo reescribí… Se llama «La importancia de llamarse Rodríguez» y era sobre Los Rodríguez, en verano. Yo acababa de sacar un libro, uno de los primeros que sacaba, porque yo he escrito mucho para niños, pero para adultos empecé sobre esa fecha y en aquel momento había un aparte en el ABC que estaba dedicado a nuevos autores y me pidieron que escribiera algo para ahí. Me lo ofrecieron para colaborar de forma periódica, pero como ya tardaba tanto en escribirlo, les dije que no. De forma periódica empecé bastante más tarde, porque me interesaba sobre todo hacer literatura y lo de los artículos me costaba mucho esfuerzo. Hasta que empecé, ya bastante tarde, quizá en el año 1990. Ahora escribo una vez al mes en Magazine y me sigue agobiando, a pesar de que no tardo una semana escribirlo, así que nunca he querido tener una periodicidad más corta.

3. ¿En qué se inspira para elegir tema?
Tengo mucha dificultad, porque como no es algo que vaya pegado a la actualidad y además, cuando yo lo escribo, tardan dos semanas en publicarse, entonces tiene que ser algo atemporal. Por eso yo no escribo ni de política, ni por supuesto de corazón, ni de nada que esté muy pegado a la actualidad, sino más bien de actitudes, de la gente, de cosas que me llamen la atención, de temas sociológicos. ¿Sequía de ideas? Sí que hay veces que piensas no se me va a ocurrir nada, pero en el último momento, al final siempre se me ocurre. Pero cada vez que me voy a sentar tengo un momento de pánico.

4. Alguna columna que me haya traído problemas…
Una sobre la felicidad. Dije una cosa que no era políticamente correcta y fue una cantidad de cartas las que recibí y ya no sabía cómo solucionar aquel
asunto. Y todo por hablar de la felicidad. Dije que era una tonta zanahoria, una actitud moderna porque la gente tenía verdaderos problemas no estaba en persecución de la felicidad. Si necesitas comer, nadie se ocupa de la felicidad.

5. ¿A mano o a máquina?
Uy, a estas alturas ya, en ordenador.

6. ¿Censura o autocensura? ¿Hay asuntos de los prefiere no escribir?
Como trato unos temas que no son muy espinosos, yo nunca he tenido ni censura ni autocensura, pero ya he dicho que no hablo de algo muy pegado a la actualidad o del corazón. Aparte de que el corazón está horroroso en este momento, así que cualquiera se mete ahí. Creo que no es bueno alimentarlo. Algunas veces he escrito sobre telebasura y cosas así, pero prefiero no hablar de ese tema, porque cuanto menos se hable, aunque se hable mal, mejor. Pero respecto a la censura, ahora mismo es bastante peor la económica hoy día, porque mucha gente que la sufre ni siquiera se da cuenta. La censura política era mucho más burda y la gente lo sentía como algo impuesto, pero la censura económica provoca autocensura, que es algo todavía peor.

7. El mejor columnista de España es o ha sido…
Es que hay… como son tan heterogéneos es muy difícil comparar unos con otros. A mí me gusta mucho Manuel Vicent.

8. La libertad de opinión tiene como límite…
La calumnia.

9. Nunca sería columnista de…
Hoy en día no hay ningún medio en el que no trabajaría. Antes dejaría de escribir en un medio prestigioso que me pagara dos duros porque ellos consideran que me están haciendo un favor.

10. ¿Todas las opiniones son respetables?
No, desde luego que no. Las hay que no lo son en absoluto. Por ejemplo, la de tanta gente que está metiéndose en la vida del prójimo e injuriando y calumniando. Eso no es opinión.

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies