El Planeta viaja a la Roma clásica

“Yo Julia” narra la historia de Julia Domna, la emperatriz filósofa que ayuda a su marido Septimio Severo a alcanzar el poder. Ayanta Barilli, finalista con «Un mar violeta oscuro», una historia de lucha, superación y supervivencia de tres generaciones de mujeres de una misma familia, a las que una figura masculina aboca a la locura.

Juan Eslava Galán, uno de los miembros del jurado del Premio Planeta, aseguraba el pasado domingo que en esta edición serían las mujeres las que tomarían la palabra. Y la premonición ha resultado cierta porque el galardón ha recaído en una historia de mujeres, una historia real que se asciende a la época del Imperio Romano. Su autor y, por tanto, el ganador de la edición de un galardón que ha llegado a su edición número 67 es Santiago Posteguillo, un verdadero superventas con sus novelas históricas, todas ellas ambientadas en la misma etapa con la Roma clásica como telón de fondo.

El Palacio de Congresos de Cataluña, en Barcelona, fue el escenario de la tradicional velada organizada por el Grupo Planeta en el día de Santa Teresa y que reunió a representantes del mundo político, social y, sobre todo, literario. La obra ganadora, «Yo, Julia», de Santiago Posteguillo, se alzó entre las 642 novelas presentadas en este galardón dotado con 601.000 euros. Por otra parte, la debutante Ayanta Barilli con «Un mar violeta oscuro» fue la finalista. El jurado este año estuvo integrado por Alberto Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Belén López, como secretaria del premio.

Posteguillo nos recupera a una mujer olvidada en «Yo, Julia», título con el que parece hacer un guiño al clásico de Robert Graves, «Yo, Claudio». Se trata de Julia Domna, la que fuera conocida como emperatriz filósofa y que ayuda a su marido Septimio Severo a alcanzar el poder. Para ello, el autor emplea hasta cinco voces narrativas diferentes con las que poder explicar cómo Julia usó sus armas de mujer para llevar a cabo un ascenso fulgurante en un mundo de hombres inmersos en luchas por el poder político. Es un tiempo en el que se cree que el poder solamente le pertenece a ellos, pero la protagonista de la novela maniobrará hábilmente para conseguir sus objetivos.

De Julia Domna se dice que poseía un alto nivel cultural, hasta el punto de que tanto su marido como su hijo Caracalla le preguntaban con regularidad sobre temas relacionados con el funcionamiento del Imperio. Ella misma quiso tener a su lado a algunos de los grandes filósofos de su tiempo, como Diógenes o Laercio. El libro de Santiago Posteguillo nos lleva hasta 192 después de Cristo, un año antes de que Julia se proclame emperatriz de Roma.

Hasta ahora, el nuevo galardonado con el Premio Planeta se había fijado en importantes nombres masculinos en la historia del Imperio Romano como Escipión el Africano, el general que venció a Aníbal en la Batalla de Zama, o Trajano, el primer emperador de origen hispano. A ambos les ha dedicado sendas trilogías que han logrado tener un amplísimo respaldo por parte de los lectores. Ahora, el escritor valenciano da voz a una mujer fundamental para su tiempo.

En la obra finalista, «Un mar violeta oscuro», Ayanta Barilli nos trae una historia de tres generaciones de mujeres de una misma familia. Es un relato de lucha, superación y supervivencia en el que se remarca la lucha de éstas por sus derechos y donde encontramos también a una figura masculina despiadada que aboca a la locura a las protagonistas. La narradora de la obra finalista del Planeta intenta comprender su pasado para reconciliarse con el presente a través de esta obra. Ayanta Barilli, hija de Fernando Sánchez Dragó –ganador del Planeta en 1992 con «La prueba del laberinto»–, tiene varios títulos publicados, pero siempre en el terreno de la no ficción. Esta es la primera vez que da el paso hacia la narrativa de ficción.

La escritora, a la que le gusta citar a Stefan Zweig, Sándor Márai o Robertson Davies como algunos de sus referentes literarios, ha publicado «Pacto de sangre», escrito junto a Sánchez Dragó, en el que se encuentran dos cartas cruzadas, la que un padre le dedica a un hijo y la que una hija dedica a un padre, que surgen tras el nacimiento del pequeño Akela, el cuarto hijo del autor. Por otra parte, en «Un amor, recoge casi cien cartas de amor enviadas por los oyentes del espacio «Un año de amor», perteneciente al desaparecido programa «La mañana de la COPE». Ayanta Barilli también ha sido actriz en «Don Juan en los infiernos» de Gonzalo Suárez, «Volavérunt» de Bigas Luna o la serie «¿Qué fue de Jorge Sanz?», de David Trueba.

Estas son las 10 novelas finalistas de la LXVII edición del Premio Planeta de Novela, elegidas entre las 642 presentadas, nuevo récord de participación en la historia del galardón.

Los diez títulos y autores (o sus seudónimos) de las obras son:

El adiós, de Sandra Glaser (seudónimo)

Violencia de género, de Paulina Ayerza (seudónimo)

Mirando a un cielo silencioso, de Elena Francis (seudónimo)

El ascenso, de James Sussex (seudónimo)

El arte de la fuga, de Daniel Tordera

La sombra del cerezo, de Ariane Onna (seudónimo)

Los perdedores, de María Díez García

Mate, de Hatshepsut (seudónimo)

Ángela, de Leticia Conti Falcone

El amante de la Viuda Negra, de Ray Collins

El Jurado del premio lo integran Alberto Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Belén López, secretaria con voto.

La concesión del Premio tiene lugar hoy lunes 15 de octubre en Barcelona, en el transcurso de una cena literaria en el Palau de Congressos de Catalunya.

 

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies