El buen sirviente. Escribir para mujeres es hacer un flaco favor al sexo femenino.

Así lo manifestó durante la presentación de su último libro, ´El buen sirviente´, en la sala de El Ámbito Cultural del Corte Inglés de la capital aragonesa, en el que la protagonista es una mujer, la fotógrafa de moda Inés Ruano, quien por su 45 cumpleaños recibe un extraño regalo. Dos hombres vestidos de negro que le piden que pague con su alma la buena suerte ya concedida. Al respecto, Posadas explicó que esta novela surgió para abordar la experiencia de las personas que tienen éxito y piensan que, en algún momento, la vida les va a pasar factura, experiencia que la propia autora aseguró haber tenido. Asimismo, la existencia de amores inconvenientes y la rivalidad entre madres e hijas son otros temas que aparecen en esta obra, en la que también está presente el diablo, a pesar de que Posadas aseguró no creer en él y no haber pretendido una novela “esotérica, fantástica, teológica o moral”. A su juicio, éste es “un tema resbaloso” que ella afronta “a través del humor” y explicó cómo “para escribir la novela leí bastante sobre el diablo y descubrí muchas cosas, como por ejemplo que la historia de los ángeles caídos no aparece en la Biblia”. Añadió que incluso presenció un exorcismo invitada por el escritor Lorenzo Silva, al que acudió “temblorosa” porque “como se me hubiera aparecido el diablo hubiera cambiado mi novela”. Respecto a tema de la rivalidad entre madres e hijas, comentó que está “basado en mi propia experiencia”, al tiempo que indicó que habitualmente en la literatura “las relaciones entre madre e hija están idealizadas, con la figura de la madre abnegada”, algo que “no responde a la realidad”. Ganadora del Planeta en 1998La escritora, que en 1998 fue ganadora del Premio Planeta por su obra ´Pequeñas infamias´, consideró que una cosa es ganar este premio, y otra “ser capaz de sobrevivir” a él y explicó que el libro que le dio este premio “se ha traducido hasta 15 idiomas y me ha abierto las puertas fuera de España”. Además, recordó como fue el escritor recientemente fallecido Manuel Vázquez Montalbán quien le aseguró que hiciera lo que hiciera la crítica “me iba a freír” en el siguiente libro que publicara tras el Planeta, por lo que “pensé que si escribía una biografía, como hice con ´La Bella Otero´, la atención se iba a dividir, y me fue bien”. Sobre Vázquez Montalbán aseguró que a él “posiblemente le debo mi carrera” ya que estaba dedicada a la literatura infantil y “no me había atrevido a escribir una novela” cuando, tras presentar su primer texto a la editorial Alfaguara, ésta se lo dio a leer a Vázquez Montalbán quien dijo que era una obra “magnífica” y a partir de ese día “pasé a ser alguien que escribía muy bien porque lo decía Vázquez Montalbán”. Carmen Posadas justificó ese retraso en decidirse a escribir una novela porque lo considera “un género de los más difíciles” en el que “tienes que crear un mundo que funcione, no sólo página a página, sino que lleve a un desenlace que no defraude al lector” y para conseguirlo “lo paso muy mal y me cuesta mucho esfuerzo”. En el caso de ´El buen sirviente´ precisó que estuvo seis meses “intentando entrar en la novela, porque una novela es una historia que está allí y tienes que entrar en ella” y, tras conseguirlo, estuvo un año y medio hasta concluirla. La escritora aseguró no estar trabajando en ningún libro, aunque señaló que tiene previsto publicar un ensayo “que tenía en la nevera sobre las mujeres y cómo han ejercido el poder a lo largo de la historia”.

Telepolis.com

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies