Diferente a los 50

¿Son los 50 años los nuevos 40 para la mujer actual? Partiendo de esta pregunta se ha presentado el Estudio Sociológico «Diferente a los 50», elaborado por la Universidad Complutense de Madrid y la firma cosmética Lancaster, y que ha analizado cómo ha cambiado la mujer de mediana edad actual respecto de la de generaciones anteriores.
Rosario Martínez, coordinadora del Estudio y catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, ha destacado que «las mujeres de ahora no se parecen en nada a las de hace 30 años pero, hasta hoy no existían estudios específicos de la mujer española de 50 años.
El estudio psicosociológico, primero de estas características realizado en el país, se ha llevado a cabo a través de 500 entrevistas a mujeres españolas de clase media entre 50 y 65 años. El 96 por ciento de ellas se sienten queridas y activas; el 91 por ciento, felices; el 74 por ciento, independientes; y más del 70 por ciento, jóvenes, guapas y atractivas. Con estos datos en la mano, Rosario Martínez afirma que «el cambio es profundo, la mujer madura actual es muy diferente a la de generaciones anteriores. Se siente más vital y está en una etapa en la que sobre todo quiere disfrutar de la vida».
Pero ¿por qué se ha producido el cambio? ¿Qué factores han influido para que se produzca? La incorporación de la mujer al mercado laboral y la independencia económica que conlleva es uno de los factores principales. A esta estabilidad económica y profesional hay que unirle que se sienten más jóvenes y atractivas, y que enfocan la vida con una actitud positiva, algo fundamental, según ellas, para sentirse bien. De hecho, según el estudio, siete de cada diez estarían dispuestas a emprender nuevos proyectos, como hobbies, negocios o volver a estudiar. También se preocupan mucho más por su salud y su aspecto, ya que el 90 por ciento controla lo que come y se hace chequeos médicos de forma habitual, ocho de cada diez practican ejercicio moderado y un 84 por ciento se maquilla habitualmente.
Pero además de todos estos datos positivos, la mujer en esta franja de edad sigue siendo la principal cuidadora familiar (hijos, nietos y ancianos de la casa), aspecto que ha cambiado poco respecto a las generaciones anteriores. Según el estudio, la mayoría de mujeres entre 50 y 65 años con nietos, tienen a su cargo el cuidado de éstos (71 por ciento), aunque la mayoría disfruta con esta actividad (el 90 por ciento).
En primera persona
La escritora Carmen Posadas, de 54 años, se siente plenamente feliz y activa en esta etapa de su vida, y nos cuenta qué hace para sentirse BIEN.

¿Te sientes identificada con el estudio?
Soy completamente estándar, hubiera contestado lo mismo que la mayoría.

Las mujeres han llegado a la madurez mejor de lo que esperaban. ¿Qué factores han influido en ello?
La gran revolución del siglo XX ha sido la píldora anticonceptiva, que liberó a la mujer. La incorporación de la mujer al mundo laboral también nos ha hecho más libres. Además, los cambios y el progreso en España en los últimos 30-40 años han sido enormes, y el avance de la medicina y de los tratamientos estéticos, sobre todo los no invasivos, hace que ahora estemos más jóvenes y guapas. Siento que la vida me ha dado una segunda oportunidad, porque me siento activa, joven y con ganas y curiosidad por hacer cosas.

Según el estudio, cinco de cada diez españolas entre los 50 y los 65 años querrían volver a estudiar o crearían su propio negocio. ¿Es más activa que antes?
Sí, y tiene la posibilidad de cumplir sus anhelos. Antes no se le ocurría apuntarse a idiomas o informática; ahora tiene más dinero y más tiempo libre. Las mujeres en esta etapa somos más curiosas e inquietas que los hombres.
Pero seguimos llevando el peso de cuidar de los hijos y los mayores de la casa.
La mujer cuidadora es un hecho, no sólo a nivel familiar. En las facultades, las carreras de servicios están copadas por mujeres, como Medicina, Psicología, Trabajo Social…Trasciende la vida familiar y nos dedicamos a profesiones con este carácter.

¿Cómo es el día a día de una escritora?
Trabajo en casa, me levanto temprano y escribo hasta la hora de comer. Luego suelo tener un almuerzo de trabajo y por la tarde se supone que leo, pero tengo que hacer los mismos equilibrios malabares que todas las mujeres, como ocuparme de mi madre que es mayor, de mi nieto que vive en la otra punta de Madrid, en fin, compaginar todas estas labores.

¿Qué te hace sentir bien?
Lo que a todo el mundo: la familia, el trabajo, que pondría en segundo lugar, y los amigos.

En tu escala de valores, ¿qué lugar ocupa la salud?
Como tengo buena salud, no es mi prioridad máxima, pero a medida que cumplo años cada vez pienso más en ella.

¿Consideras que estás en forma?
No, mucho menos de lo que debería, juego al tenis una vez por semana y procuro siempre que salgo de viaje, reservar hotel con piscina y aprovechar para nadar.

¿Cómo cuidas tu alimentación?
Debería cuidarla mucho más. Soy muy glotona, antes me preocupaba mucho lo de la comida, pero ahora me chifla, como mucho. Procuro comer sano pero como mucho. A cambio no duermo, todo en la vida está compensado y yo duermo fatal.

¿Y estéticamente te cuidas mucho?
Tengo una hija que se dedica a la medicina estética y le pregunto mucho para estar muy al tanto de lo último que sale. Los tratamientos actuales sobre todo me gustan porque no son irreversibles, me daría terror hacerme un lifting y que me quedara la cara clónica que tienen todas.

Por María Madrigal

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Pulse aquí para conocer nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies