«Cada novela que hago es un salto mortal sin red»

 La escritora Carmen Posadas convirtió su ponencia en un «cajón de sastre» donde aprovechó para dialogar con los lectores

Sus conferencias —advierte— suelen ser un «cajón de sastre», una oportunidad para dialogar con los lectores donde huye «de los sermones» porque «no quiero ser pesada». Por eso, la presencia ayer en las Jornadas de Novela Histórica Reino de León de Carmen Posadas fue sobre todo conversación y, como rezaba el título de su ponencia, amor, literatura y otros demonios. La escritora hispano-uruguaya se mostró cercana en todo momento y convencida de que la magia que esconde toda novela es capaz de ‘embaucar’ al lector más crítico. Pese a que atesora numerosos premios literarios —entre ellos el Planeta— asegura que lejos de dar confianza, «con cada nuevo libro te la juegas, supone un salto moral sin red y poco importan los reconocimientos logrados».

De su próxima publicación apenas suelta prenda. «No me gusta hablar de lo que está por venir, es mi superstición personal, pero sí puedo adelantar que será una historia que ocurre en tres planos; por un lado en el presente, también durante la Transición y en tercer lugar justo después del final de la Guerra Civil». A diferencia de lo que hacen otros de sus colegas, la autora de La hija de Cayetana no tiene tiempo para otra cosa que no sea escribir cuando se enfrenta a un nuevo proyecto. «Me gustaría viajar más o hacer otras cosas, pero soy incapaz, cuando escribo le dedico el 100% de mi tiempo, es como una carrera de fondo». Sobre su presencia en estas jornadas asegura que no dudó un momento en decir que sí, entre otras cosas «por el nivel y la importancia que tienen», pero también como excusa perfecta para visitar la capital leonesa por primera vez. «Tenía muchas ganas de estar aquí».

Posadas se muestra optimista con la salud del sector literario después de «años terribles de crisis donde los escritores nos asustamos muchísimo. Pero las ventas se están recuperando al mismo tiempo que la piratería y el Ereader se han estancado, un dato sin duda esperanzador para todos nosotros». Quiso acordarse de su «gran amigo» Javier Sierra, último en sumarse a la lista de ganadores del Premio Planeta. «Para mí ha sido una alegría enorme, se lo merece muchísimo». La carrera de Carmen Posadas comenzó en 1980, escribiendo literatura infantil y juvenil, género que cultivó hasta 1987. En 1984, su libro El señor Viento Norte ganó el Premio Nacional de Literatura a la mejor edición. Su primer trabajo más allá de la literatura infantil fue Escena improbable. También ha escrito guiones para cine, televisión así como varios ensayos.

>> Ver noticia en diariodeleon.es <<

 

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *